Tag Archives: superficie

4 Comments

Si hace unos días hablamos de las novedades de Molix que acaban de salir o están a punto de caramelo, ahora os presento lo que tiene en el puchero, y que saldrá entre primavera avanzada y el verano. Una vez más, Molix me ha dejado boquiabierto por la calidad del diseño de sus artificiales, que a mi modesto ver están un paso por delante de la competencia, además de pescar peces por supuesto. Para entender mejor lo que quiero decir agrandar las fotos clicando encima de ellas.

Vamos a empezar y como siempre trataremos los productos específicos para el mar, con alguna intromisión curiosa. Tened en cuenta que se trata de modelos no definitivos y ensamblados de prisa para la feria, por lo tanto las imperfecciones en cuerpo, ojos y pintura son debidas a esta razón.

Empezamos por el Molix Spopper 110, un artilugio que vuela como una bala de cañón y nada como Phelps. En el tamaño de 11cm se han concentrado 38g de estilo, aerodinámica y potencia:en Bolonia lo he podido probar en vasca y a pesar de no tener las condiciones que se pueden encontrar en ambiente marino he podido apreciar la increíble estabilidad del señuelo trabajando con fuertes tirones. Al traerlo rápido sin buscar chapoteo, se sumerge un dedo por debajo de la superficie y viene culeteando y dejando un rastro de burbujas muy atractivo para cualquier tipo de bicho cabreado que se puede topar con el. Cuando llega el momento de echarle músculos a la cosa el Spopper se crece y sabe hacer el macarra, por cada tirón levanta una buena columna de agua y suena como un tambor, bastante por encima de lo que se pueda esperar de un señuelo de este tamaño.

Nuevo Crankbait, desconozco lo que será el nombre definitivo. Este es un señuelo cuyas aplicaciones en principio serían para el agua dulce, véase Black Bass y Cia. Sin embargo mientras Max Mughini el Pro del Bass de Molix, un verdadero crack, lo probaba en vasca explicando a la gente las diferentes maneras de utilizarlo se me ha abierto un mundo entero de posibilidades de utilizo en el mar. Se producirá con dos tipos de babero, uno más corto y el otro más largo para llegar a diferentes profundidades, y lo más gracioso es que justamente con el modelo de babero largo Max trabajaba en la superficie logrando tal movimiento que me ha dejado de piedra. Resulta algo difícil explicarlo en un artículo, habría que verlo en acción para entender exactamente de que se trata pero os aseguro que será la primera vez que podáis usar un cranckbait como un top water.

Acabamos la lista con un paseante, también sin nombre y todavía en fase de acabado para lograr el movimiento perfecto. Quizás al trabajar para Molix no consiga ser al 100% objetivo, y también puede que mis gustos no coincidan con los de los demás pero bajo mi humilde, subjetivo y como antes decía imparcial punto de vista, este es el señuelo más bonito que he visto en mi vida. Me gustaría que los amantes de los coches de diseño, Audi, Alfa Romeo, Ferrari o los fanáticos de las motos como Yamaha, Ducati o Triumph me dijeran si aquí no logran ver la carrocería de un deportivo de lujo, sea de dos o cuatro ruedas. He estado sobando este señuelo buena parte del domingo, cuando me han abierto la estantería acristalada donde lo tenían encerrado, y foto tras fotos me he apasionado por su línea limpia y elegante y me lo imaginaba zigzagueando en dos palmos de agua esperando la picada de una Lubina. El diseño no está al 100% confirmado, podrían cambiar algunos detalles de menor importancia. No lo hemos podido probar al no llevar todavía pesos ni estar equilibrado, pero en cuanto pueda echarle manos no dudéis que os lo hago saber.

Con ese estúpido juego de palabras hemos querido decir que este señuelo nació para pescar el Pavón en Amazonas y sin embargo va estupendamente para Anjovas, Palometones, Lucios y otros bichos de casa nuestra. Lo bueno que tiene es que a pesar de ser bastante grande, mide unos 16cm, no es excesivamente pesado, solo 42 gramos, y se puede lanzar con equipos relativamente ligeros. Esta es una cosa que me llama mucho la atención porque después de tres siglos de pesca en el trópico, en la pesca de andar por casa me sienta fenomenal rebajar el calibre de los equipos y pescar más ligero. Se trabaja bien paseando el perro, aguanta algún que otro tirón más brutote de lo normal, y hasta marcha bien en dead sticking, o sea haciéndose el muerto en la superficie.  El problema es que es un señuelo complicado de encontrar, yo he tenido que sobornar al sobrino de Juan Antonio Evergreen para que me consiguiera uno, que además tiene un color poco marinero. Tengo que volver a  por mis ríos Lucieros para probarle, u en un fin de semana en aguas saladas, pero tengo muuuuuchop miedo a que le pase algo, ya sabéis ¡hijo único!

Han llegado caramelos nuevos y de muchos colorines, seguro que con el final del verano y principio del otoño la pesca se va animando siempre más y podemos aprovecharlos. Son todas novedades de la marca Molix

Empezamos por el más pequeño pero no por esto el menos importante. Se llama Piper y la verdad es que descubrimos por caso lo bueno que podía llegar a ser en agua salada. Con solo 6,5 centímetros y 9 gramos de peso se lanza de maravilla y recuperado a tirones parece ser irresistible para Lubinas, Sargos, Doradas y pequeños pelágicos. Es justamente con las Doradas que llegó a sorprendernos, y eso que no son entre los bichos más agresivos.

Seguimos con los nadadores y vamos de un exceso al otro, desde el más enano al más grande. Ha llegado el Super Finder Jerk, un jerkbait de casi veinte centímetros diseñado para los bichos más exigentes, ambos en aguas continentales y en el trópico. Tiene una armadura pasante digna de un señuelo para GT, ancoretas muy robustas del 1/0 y un cuerpo muy resistente. A pesar del tamaño se lanza muy bien gracias a las bolas de tungsteno que sirven también de sonajero, y se puede trabajar en diferentes maneras; recuperación regular, stop&go y tirones fuertes, también aguanta una recuperación muy rápida sin salir del agua, por lo tanto se presta a ser utilizado también al curricán.

Finalmente llegamos a la novedad de superficie, el Proteus 130. Muchos habrán probado ya el 90, y estarán dispuestos en reconocer que se trata de uno de los señuelos de superficie más originales que haya en el mercado. Vuela como un cohete (pero los de verdad) y según se aprenda a trabajarlo, se le encontrarán muchos y diferentes movimientos. Empezad como si fuese un paseante y luego ir variando, de vez en cuando dejarlo quieto, y volver a arrancar con un tirón corto y seco, finalmente hacedle cabecear para parar de nuevo y volver a arrancar. El "Calabacín", este es su mote, no dejará de sorprender.

Los enlaces con la tienda los encontráis clicando sobre el nombre en negrita de cada artificial.

¡Claro que si! Ese señuelo de Black Bass que iba paseando por encima del agua como un bulldog cojo y que no se entendía si los depredadores le metían caña por hambre, territorialidad o porque se descojonában de el... En fin, a mi personalmente me volvía loco y hace unos 15 años, en uno de mis primeros viajes a los Jardines de la Reina me llevé el más grande que había, encima articulado. Con el pegué un número interminable de Sábalos de los que logré sacar cero, y algún que otro jurel, esta vez con más suerte.

Bien, hay un artesano de la costa este de EEUU, Lemire's Plugworks, que está fabricando una versión para agua salada, el Sea Fly, en principio para las Lubinas Rayadas cuyo uso sin embargo, se puede extender a muchas más especies. He probado el modelo de 3oz en los Jardines, como no, hace un par de meses, ya la verdad es que me parece harto divertido, aún sin haber tenido suerte con él. Hay que trabajarlo despacio y con un carrete con un ratio lento, porque ofrece bastante resistencia, pero en determinada situaciones, sobre todo con la mar tranquila, seguro que puede tener un efecto sorpresa. Otro chisme que se queda en la caja esperando a que tiempo, trabajo y familia, me dejen salir a pescar.