Tag Archives: licencia de pesca

2 Comments

Un tema que se ha demostrado muy actual en Facebook y que extendemos a los lectores de este blog para saber si preferirían una licencia autonómica o nacional.

En la red social hubo muchísimas respuestas y todas apuntaban a una aplastante mayoría de votos en favor de una licencia nacional, pero hubo un comentario que en realidad proponía un compromiso más que interesante, es decir, la posibilidad de sacar ambas.

...continue reading

Han pasado 21 días desde aquel jueves de Octubre en el que pasé por mi personal calvario para sacarme dos licencias de pesca y finalmente ha llegado la de Extremadura y una vez más tenemos una pequeña sorpresa.

La licencia llega en papel sin plastificar y teniendo en cuenta que es para tres años, ya veremos en el 2018 en que condiciones estará, mucho me temo que al final no se podrán leer ni los números. Pero lo más curioso es el tamaño de la misma, en lugar del más adecuado, que sería el de una tarjeta de visita o algo más pequeño como la mayoría de las de las demás comunidades, es más grande y apenas cabe en uno de los bolsillos de la cartera. Por cierto, si se me ocurriese plastificarla ya no cabría y cispúm.

Bueno, ya que hemos entrado en argumento, ¿donde guardáis las licencias? Es un poco un rollo llevarlas en la cartera en primer lugar porque si la extravía o te la roban has perdido todo y finalmente porque cuando estás pescando no siempre la lleva físicamente contigo. Por otro lado, al tener los documentos y el dinero (poco) en la misma sabes que no la olvidarás.

Agradezco los consejos 🙂

11 Comments

En qué momento se me ocurrió sacarme la nuevas licencias de pesca de Castilla la Mancha y de Extremadura. Ninguna de las dos autonomías te ofrecen la posibilidad de hacerlo por internet, mejor dicho, Extremadura lo ofrece pero sería mejor que no lo hiciese porque es algo solo al alcance de científicos nucleares o por lo menos ingenieros informáticos.

Con la inestimable ayuda de Jorge me aproximo a una oficina de Caja Extremadura en Alcalá de Henares donde, al parecer se pueden tramitar ambas licencias. Resulta que se me ha olvidado rellenar el modelo 050, hay que hacerlo en el ordenador así que nos acercamos a un Mail Box y empezamos en nuestra ardua tarea. En primer lugar hay que encontrar en el desplegable con 200 opciones la de la licencia de pesca. Tardamos lo nuestro, el orden gestión es el  12 Agricultura, D.Rural, Medio y Energía y allí escondida está el apartado expedición licencia de pesca.

Relleno todos los campos y a la hora de imprimir me da error. Volvemos a intentarlo otras 5 veces y sigue con el mismo error. Intentamos llamar a todos los números que aparecen en la página de la Junta hasta que finalmente alguien, que a lo mejor pasaba de casualidad cerca de un teléfono lo coge. Al mismo tiempo el sistema se desbloquea y consigo completar el mítico modelo 50 que finalmente imprimo.

Volvemos a la Caja de Extremadura para finalizar el pago, eso sí, es barata, por 5 años me ha costado 24,25€. Ahora hay que sacar la de Castilla la Mancha, espero un buen rato que me atiendan y nos ponemos en ello. La licencia cuesta 8,50€ pero al tramitarla a través del banco te cuelan 1,55€ de comisión, otro gol. 10,05€ para un año, que suma la friolera de 50,25€ en el caso de querer hacerla por 5 años, ya que no hay más alternativa, o uno o cinco. Ni que hubiese Barrmundi u Peackock Bass en el Tajo. Finalmente, después de haber impreso 5 copias, que he firmado y que seguidamente tendrán que ser enviadas a la consejería correspondiente, me entregan una tarjeta y me voy más feliz que un jaguar con orquitis.

Ahora resulta que ese mismo modelo 050 que he sacado ahora hay que enviarlo a un apartado de Correos  junto con una fotocopia de un documento de identidad. Llamo la Junta de Extremadura para preguntar donde hay que enviarlo, y después de un número escalofriante de intentos me atiende una mujer. Le expongo mi situación y me da la dirección de envío (Licencia de Caza y Pesca apdo 254 06800 Merida Badajoz), pero antes de finalizar la conversación le pregunto en primer lugar si ya estoy en orden y si puedo ir a pescar. No, me dice, hasta que no tenga físicamente la licencia no puede ir a pescar. Es decir, he perdido una mañana entera, he hecho todos los trámites de este mundo, he pagado lo que se me exigía y resulta que si ahora me pilla la Guarda Civil estoy de furtivo y sujeto a ser multado. Además, según sean de rápidos en las oficinas el valor en tiempo de mi licencia va menguando porque no se si como fecha de inicio sacarán la del pago o la de la expedición de la dichosa tarjeta.

En un momento de calma mental ofrezco a la mujer en cuestión el panorama de la situación de un no residente en Extremadura que quiere sacarse una licencia y le comento, que a mi modo de ver, es harto complicado. Me he ahorrado la palabra surrealista porque me parecía demasiado atrevida. Le explico que hasta en el misma España, hay autonomías que te permiten tramitar los permisos por internet, al que me contesta que seguramente esas licencias serán más caras. Alucina vecino. Le comento  que bajo mi modesto punto de vista Extremadura tiene una riqueza de aguas y especies enorme y que la pesca sería una manera estupenda de atraer turismo, y como contestación me explica que no depende de ella sino de los de "arriba", que es cierto.

Finalmente, para sacar también el cálculo de la vieja, me he puesto a pensar en cuantas licencias haría falta para pescar en España. Hay 17 comunidades autonómicas (además de Ceuta e Melilla) y si nos ponemos a sumar a lo tonto unos 7€ por autonomía al final nos deberíamos de gastar unos 120€ al año y si no me equivoco en algunas las licencias son dos, una para mar y otra para agua dulce. El lado positivo es que si no te mueve de tu zona solo pagas la autonomía que te interesa pero como te de por desplazarte - y no estamos hablando de millonarios de la pesca sino comunes mortales - ya puedes empezar a hacer horas extra en el curro...

Año 2013, era del Web 2.0 y seguimos sin entender cómo sea posible que haya gente tan obtusa que siga gestionando los recursos y la administración de manera feudal y más propia de la edad media.

Last updated by at .